La grasa que rodea al corazón no es tan mala

Habitualmente cuando se hace una operación a “corazón abierto” se suele tirar la grasa que se encuentra en el mediastino, sin embargo desde el descubrimiento que la grasa del cuerpo humano tiene células madre se empezó a mirar con otros ojos ese supuesto “deshecho”.

Ahora un trabajo que será presentado en el próximo congreso de cardiología “FCVB 2014”
“Nos intrigaba saber si esta grasa mediastínica que en otro caso se desecharía contenía células madre que pudieran volver a inyectarse en el corazón antes de cerrar el pecho. La idea era mejorar la función cardiaca después de un ataque al corazón o un fallo cardiaco”, expresó Ganghong Tian, autor principal del trabajo.

El trabajo consitió en preservar la grasa que rodea al corazón de 24 pacientes que fueron operados, luego se extrajo células madre para poder realizar el primer ensayo en ratas. El experimento se realizó en 13 ratas infartadas de las cuales a 5 se le dió placebo y 8 se le inyectó células madres, luego en una resonancia magnética se pudo comprobar que las que recibieron células madre de mediastino se habían recuperado mucho mejor que las que solo recibieron una solución salina.

“Esta es la primera evidencia de que las células madre extraídas de la región adiposa mediastínica son cardioprotectoras”, lo que “plantea la posibilidad de utilizar las células madre de un paciente, aisladas del tejido residual durante una operación de corazón, para mejorar su función cardiaca”, explicó Tian.