Chakras


Kundalini yoga,chakras, centros energéticos

 

Según el hinduismo hay seis chacras

1) mula-adhará (‘sostén de la raíz’), la zona entre el ano y los genitales.
2) sua adhisthana (‘su-propio lugar-de-estar’), la región junto al ombligo.
3) maní-pura (‘joya-ciudad’), la punta del estómago.
4) an-ajata (‘no-herido’ o ‘no-golpeado’), En el centro del pecho, junto al esternón.
5) vi-shudha (‘muy puro’), En la laringe, a la altura de la nariz.
6) agña-akhia (‘conocer por el entendimiento’), el bregma unión de las suturas coronal y sagital, en la parte más alta del craneo, también llamada coronilla; en esos huecos se supone que existen varias facultades y divinidades.


Los Chakras


En todo ser humano se manifiesta la energía superior, la energía cósmica, porque el hombre es una representación del Universo. Los elementos que están en la naturaleza (tierra, aire, fuego, agua, etc.) también están en el ser humano.

La energía superior permanece aletargada en el ser humano ordinario y éste tiene a su alcance determinados procedimientos para actualizarla y obtener de esa forma la experiencia liberatoria. Esta energía superior, que es Shakti, aparece individuada en el ser humano como Kundalini (enroscada en forma de serpiente, aletargada como la serpiente que dormita).

El cuerpo físico se ve correspondido por el cuerpo sutil. Así como aquél goza de sus centros nerviosos y sus nervios, éste también posee dichos elementos (se entiende que conformados por la energía sutil); que se denominan chakras (acumuladores de energía, centros de consciencia-sabiduría) y nadis (conductos por los que circula la energía).

La columna vertebral encuentra su contraparte en un importantísimo nadi denominado sushumna, en cuyo interior están los canales vajrini y chitrini. La energía Kundalini permanece adormecida en la base de la espina dorsal y el practicante debe despertarla y hacerla ascender a lo largo del sushumna.

 

El kundalini-yoga es la modalidad yóguica que trabaja directamente sobre esta energía personal y transpersonal, su naturaleza y los procedimientos para despertarla y hacerla ascender a lo largo del suhumna. Cuando la energía Kundalini penetra el centro de la cima de la cabeza, sobreviene la iluminación. Paulatinamente, al ir abriendo los diferentes centros deenergía-consciencia-sabiduría, va reportando la visión penetrante. Alcanzada su meta, Kundalini se hace una con la energía universal, de la cual era una chispa. El ser humano recobra entonces su naturaleza original, aquella de la que aparentemente fue divorciado por la intromisión de la sustancia material. A medida que la energía Kundalini va siendo actualizada, el Yo se va realizando y los samskaras y vasanas (latencias e impresiones subliminales) van siendo neutralizados y superados.

Cualquiera que sea la forma de yoga practicada, al ir progresando interiormente, el practicante va actualizando su energía divina (Kundalini) lo que le proporciona el conocimiento superior. En tanto el prana es la energía cósmica en su manifestación dinámica y vital, la Kundalini lo es en su manifestación estática, surgiendo así el equilibrio necesario. Kundalini es la base de los gunas (cualidades) y representa todo principio de vida. Se la sitúa a la altura de la región sacra, en el chakra muladhara, nueve pulgadas por encima del perineo, lugar del que surgen setenta y dos mil nadis. El practicante debe provocar su ascenso paulatinamente (aunque puede producirse de manera repentina) hasta la “Puerta de Brahma”, en la cima de la cabeza, donde se halla el pétalo de los mil pétalos, que es el que constela toda la energía cósmica y donde se celebra la unión espiritual, la alquimia divina.

El Kundalini esta considerado una de las modalidades yóguicas más complejas. El practicante requiere siempre la guía y vigilancia de un maestro, porque se estima que las técnicas del kundalini-yoga mal aplicadas pueden ser nocivas. Aparte de las técnicas que se siguen para el despertar directo de Kundalini, hay que observar los preceptos morales, una estricta conducta y una alimentación pura. El maestro, por transmisión espiritual, puede colaborar eficazmente en la actualización de la Kundalini del discípulo. La iniciación tiene por objeto despertar de su letargo a la diosa Kundalini. La iniciación (sea por contacto, la mirada, un mantra o a distancia) es una transmisión de poder, de energía.

Cualquiera que sea la forma de yoga que se practique, y aunque dicha forma de yoga no haga para nada referencia a la Kundalini y los chakras, dicha práctica colabora en la apertura de los centros de consciencia-energía y conduce también al despertar definitivo de la Kundalini. El despertar definitivo de Kundalini reporta la iluminación y la iluminación representa el definitivo despertar de esta energía.

Otro sitio realizado con WordPress