El cuidado de los ojos


 

La magia y el poder seductor de los ojos dependen en buena medida del cuidado que les dé.
¡¡Aprenda a sacar provecho de ellos!!

 


Los ojos son el espejo del alma:  esto dice el refrán popular, y no le falta razón, ya que a través de ellos expresamos, muchas veces sin saberlo, nuestros más profundos estados de ánimo.  Los ojos poseen además complejas sensaciones y sentimientos.  De ahí la importancia de cuidarlos desde el punto de vista físico y estético, pues de ello dependen en buena parte su magia y su poder.

La primera medida es visitar al oftalmólogo por lo menos una vez al año, sobre todo si usted usa anteojos o lentes de contacto.  Hay que evitar igualmente los gestos exagerados, ya que así se retarda la parición de pequeñas líneas que más tarde se convertirán en arrugas.

Tenga en cuenta que la piel que rodea los ojos es la más sensible, pues carece de glándulas segregadoras de grasa; es importante entonces utilizar cremas nutritivas suaves y no exponerla directamente al sol, aun si le ha aplicado bloqueador. Protéjase siempre con anteojos apropiados.

La alimentación también tiene un papel importante en el cuidado de los ojos: mantenga una dieta balanceada, procure dormir y descansar lo suficiente, deje a un lado el estrés y retire el maquillaje con sumo cuidado y con la ayuda de los productos adecuados. El principal alimento para proteger la retina son los que contienen Luteina, por ejemplo todas las verduras y legumbres de color verde oscuro, por ejemplo brocolis, espinacas, arvejas y también la famosa “palta” conocida como Persea americana y aguacate entre otros alimentos.

Evite así mismo usar cosméticos abrasivos; y si siente alguna molestia, nunca estruje los ojos, más aún si esta maquillada.  Cuando se les introduzca un objeto extraño o se lastimen accidentalmente, no dude en acudir al médico oftalmólogo.

En los casos de irritación hay que consultar igualmente al médico, para que le formule las gotas indicadas.  No es conveniente autorrecetarse  en ningún caso.

Y si necesita gafas y por cuestiones de estética no quiere hacer uso de ellas, inclínese por los lentes de contacto, manteniendo siempre un método de higiene riguroso.

Cuando lea o escriba, hágalo con buena luz a sus espaldas; forzar la vista en ambientes oscuros es perjudicial para la salud de sus ojos, la luz natural es la mejor iluminación para leer, nunca mirar directamente al sol en ningún caso, ya que del mismo modo que se le puede quemar la piel se puede quemar la retina que es un tipo especial de piel. Mirar televisión o un monitor a oscuras es perjudicial para la vista.

A la primera aparición de las arrugas o líneas de expresión, recurra a las cremas ligeras; si las arrugas son muy marcadas, utilice productos con ingredientes más fuertes y penetrantes dos veces al día, una antes de maquillarse y otra antes de dormir, para asegurar su acción.

Estas cremas, geles o lociones para los ojos ayudan a la regeneración celular y dejan una película sobre la superficie de la piel que se constituye en una barrera contra el sol, el polvo, el maquillaje y la contaminación, que son agentes formadores de arrugas.

Alteraciones de los ojos

Ojos hinchados

Esta alteración se puede presentar por múltiples causas:  la forma en que se duerme, factores hereditarios, alimentación inadecuada, retención de líquidos o ingestión de bebidas alcohólicas.

En casos como estos se aconseja dormir con varias almohadas para evitar la acumulación de agua en la zona de los ojos.  También se debe tomar agua mineral, ya que ayuda a hidratar la piel y activa la circulación.

Se recomienda además seguir estos consejos:

•    Guarde las bolsitas de té usadas en el refrigerador y póngalas sobre sus ojos por las mañanas durante 15 minutos.  La manzanilla y la caléndula son ideales también para combatir las bolsas bajo los ojos.  Aplique estas plantas a manera de infusión con pañitos sobre los ojos; puede también tomar dos tazas de agua de caléndula al día. Los resultados son por lo general muy satisfactorios.

•    Los antifaces de gelatina fríos también ayudan a desinflamar los ojos agotados; aplíquelos por 10 minutos.  Puede recurrir igualmente a las rodajas de pepino cohombro o a las cucharas frías, previamente introducidas en el refrigerador.

•    Hágase masajes regularmente.  Coloque el dedo corazón bajo cada una de las esquinas internas de los ojos y frote suavemente de arriba hacia abajo y de un lado hacia el otro con el fin de dispersar la congestión concentrada en esta zona.

Para relajar los nervios de los ojos, haga vibrar sus dedos en las sienes a manera de tambor.  Siga este procedimiento en la mañana y en la tarde, utilizando un poco de crema para los ojos o hidratante cremoso.  Este masaje disminuye la inflamación y ayuda a suavizar las líneas que la sequedad haya creado

Parte de este artículo ha sido inspirado en:
http://www.encolombia.com/estetica/los-ojos.htm

Porque todos queremos vivir mejor